Wednesday, 29 May 2013

Enemigos del ciclista novato. El carril bici de dos sentidos


Que quede claro que hablo de esos carriles para bicis de dos sentidos por los que incluso una sola bicicleta tendría problemas para no salirse de lo estrechos que son.

Si he tenido la desgracia de pedalear por alguno de estos carriles directamente he saltado de la bici y me he puesto a empujar. Como verán soy una cobardica de las de tomo y lomo; de esas que no suben ni a la noria para niños de las ferias por miedo a morir fulminadas tras el infarto provocado por el miedo.

Además de intentar seguir el ritmo para evitar un atasco tienes que fijarte en las señales pintadas sobre la calzada y los semáforos, por no hablar de los adelantamientos (ya conocen el pánico que me entra al respecto).

Lo peor es que esos que buenamente te acompañan piensan que como vas por un carril bici pues no tienes miedo así que siguen y siguen sin mirar atrás, ergo, te pierdes al tercer cruce y acabas de palo tieso esperando con tu bici nueva en la acera pensada para los peatones con cara de circunstancia hasta que alguno de tus amigos tenga a bien en pedalear de vuelta y recogerte.

No digo nada de los nervios que te entran y lo mal que lo llevas el resto del camino sudando a mares y jurando que los carriles de doble sentido los dejas para los que llevan en esto más años que tú.

2 comments:

  1. Tienes razón, son estrechísimos :S u.u'

    ReplyDelete
  2. Por eso los evito como la peste. ;)

    Un saludo!

    ReplyDelete