Thursday, 13 June 2013

Ciclistas novatos del mundo, uníos


Así, sin más. Hay que salir del armario a la de ya. Dejar claro que no vamos a escondernos de los matones que saben montar en bici mejor que nosotros ni de los que nos tratan con condescendencia porque les damos pena.

Eso se ha acabado. Desde ya mismo. He dicho.

¿Vamos a dejar que nos abochornen con esos mal intencionados comentarios sobre nuestra supuesta valentía? No.

¿Debemos seguir aguantando esas risitas por lo bajo de los chavales que se creen con derecho porque poco menos que se dedican a ir con al bicicleta campo a través? Jamás.

¿Soportaremos por un segundo más que nos den tantos ánimos -cada cuatro segundos por lo menos- que nos estalle la cabeza sin darnos si quiera tiempo a ir poco a poco? No, no y mil veces no.

Es hora de plantarse. De decirle al mundo que somos novatos ¡y a mucha honra! y que, quizá en mil trescientos cincuenta y dos años seamos capaces de dar la vuelta a la manzana sin pensar en millones de posibles accidentes.

Qué, si nos da canguelo ir en bici. Qué, si vemos obstáculos donde no los hay. Qué, si vamos a paso tortuga. Qué, si gritamos cada tres minutos. ¡Qué!

Nada de todo eso importa, os lo aseguro, porque también tenemos derecho a aprender, como todo hijo de vecino. Más aún, por echarle arrestos a nuestra edad deberían ponernos un monumento como la copa de un pino.

¿Estáis conmigo?¿¡Estáis conmigo!?