Saturday, 22 June 2013

Enemigos del ciclista novato. El perro del vecino


Bueno, el perro del vecino o cualquier perro que se le ponga a una por delante. Digamos que los perros en general y el del vecino en particular empiezan a provocarme pesadillas en las que un enorme canino, tras venir corriendo para enredar con las ruedas, me hace caer irremediablemente por un precipicio.

Ya sé que a lo mejor es mucha casualidad que mi bicicleta, un perro muy grande, una servidora y un precipicio puedan coincidir al mismo tiempo en un mismo lugar pero todo es posible.

Que vaya por delante que me encantan los perros pero, como con las personas, prefiero conocerlos primero antes de entrar en intimidades. Y es que la bicicleta, a estas alturas, es una parte muy íntima de mí así que me gusta poco o nada que criaturas caninas de dos toneladas y cara de pocos amigos me sigan al trote mientras intento mantener el equilibrio.

No es plan.

Los dueños juran y perjuran que sus amigos de cuatro patas sólo quieren jugar. Parece, sin embargo, que no pillan que yo no voy en bici para jugar con las mascotas del vecino sino para “disfrutar” del pedaleo, o si quieren que sea más prosaica, comprar el pan.

Sólo espero que con el tiempo los perros de los alrededores me reconozcan no sólo cuando ando sino cuando monto en bici y directamente me ignoren, porque una no está para estos sustos.

4 comments:

  1. jajaja tu sigue que el que la sigue la consigue

    ReplyDelete
  2. Muchas gracias por los ánimos. Lo tendré en cuenta.

    !ah! y gracias por pasarte por aquí.

    Un saludo

    ReplyDelete
  3. Enhorabuena por el blog. Está muy chulo.
    Respecto a esta entrada,sobre todo que ningún perro consiga que dejes de disfrutar de pedalear. Animo ciclista novata :)

    ReplyDelete
  4. Gracias por el cumplido. La verdad es que el blog está resultando de lo más terapéutico.

    Sobre los perros... bueno, es cuestión de paciencia. Después de mil años calle arriba y calle abajo creo yo que el perro del vecino ni se molestará en mirarme de puro aburrimiento.

    Un saludo y nos vemos por vuestro blog!

    ReplyDelete