Wednesday, 24 July 2013

El ciclista, ¿nace o se hace?


Buena pregunta, sí señor. Corta a la par que interesante.

Va a ser que el ciclista nace porque si nos atenemos al tiempo, esfuerzo y sufrimiento ilimitados que me está costando ser fluida en esto. Porque vamos a ver, tampoco es que esa tan difícil ¿no? Pues, por lo visto, lo es.

Que si la bici, que si las piernas, que si la concentración, que si los otros ciclistas, que si el espacio disponible, que si las normas de tráfico, que si esto, que si aquello...

Va a ser como en aquella película en el que el prota dice a la prota que la ópera hay que amarla desde el principio. Que si no se queda uno encandilado desde el primer segundo pues que no es lo mismo. A lo sumo se termina por apreciar, nada más.

Lo mismo hay que sentir algo místico en el momento que te sientas en la bici por primera vez. Si no sientes el misticismo pues eso, que a lo más terminas por apreciar con ir de A a B sin romperte la crisma.

Porque hay muchos por ahí que van de que saben montar la mar de bien pero a lo más sobreviven cuando les pides que se den un voltio contigo. Que yo los he visto.

De todas formas ahí les dejo esta pequeña duda existencial: el ciclista, ¿nace o se hace?

Espero su sincera opinión al respecto.

2 comments:

  1. No tengo ni idea de si se nace o se hace. No obstante creo que como todo en esta vida con constancia puede hacerse uno ciclista o lo que quiera.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por contestar tan presto. Te añando al estudio estadístico. Por ahora somos tú, yo y el que me soporta.

      Un saludo

      Delete