Thursday, 11 July 2013

Logros del ciclista novato. Ponerse de pie sobre los pedales


No sé si debería llamarlo logro. ¡Qué leche! Ponerse de pie sobre los pedales es un superlogro. Y mola mucho además.

Es como teletransportarse a la infancia. Así, yendo en bici sin pedalear de pie sobre los pedales es lo que todo niño sueña cuando mira con envidia como los más grandes tienen ya bicicleta y ellos no.

Yo conseguí ponerme de pie por arte de magia, como quien dice, o más bien porque no quería tener dolores en la parte baja de atrás (ya me comprenden). Quizá la calle empedrada me convenció inconscientemente de asumir el riesgo y levantar el trasero no fuera que se me dislocara la columna vertebral con tanta vibración.

Por la razón que sea conseguí mantenerme en pie al menos tres metros y no vean la cara de satisfacción que tuve el resto del día. Por mucho que mi sobrino, que todavía no va al colegio, se empeñara en amargarme el día diciendo: “pues yo lo hago desde hace mucho”.