Saturday, 13 July 2013

Public enemy number one


Ésa es la moi. La misma que viste y calza. Ésa que todos quieren evitar pero que no se atreven todo sea que les atropelle sin querer o les pase tan cerca que pierda el control y se caiga además de hacerles caer como fichas de dominó.

La moi presiente que la sonríen todos pero la evitan como la peste. Porque cuando la moi va en compañía, nota como los de delante van mucho más rápido que ella como si hubiesen tomado complejos vitamínicos esa misma mañana y los de atrás insisten en quedarse rezagados con excusas peregrinas como el reuma, la resaca de la tea party del día anterior o un repentino dolor de juanetes.

Yo también haría la mismo.

Menos mal que la moi es la que lleva el fondo; porque la moi es peligrosa sobre un sillín pero muy honrada y todo el mundo le deja los dineros para que los guarde seguros en uno de los millones de bolsillos escondidos del pantalón. Así que, tarde o temprano hay que esperarla si se acercan a la “zona de refrigerio” o hay que apretar el ritmo porque se acerca la hora de la salchicha con mostaza.

Ja!

2 comments:

  1. En esta vida todo el mundo tiene un papel de relevancia. Déjalos que te tengan miedo... eso siempre es bueno. Además así evitas adelantamientos etc. tu a tu ritmo y los demás... que esperen para la salchica :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. Umm... A lo mejor tienes razón. Lo mismo mola y todo eso de que me tengan miedo. jeje

      Un saludo

      Delete