Saturday, 3 August 2013

Logros del ciclista novato. Pedalear de pie sobre los pedales


Que nadie se confunda. Pedalear de pie no es lo mismo que mantenerse de pie sobre los pedales, ni mucho menos. Lo segundo es como aprobar selectividad y lo primero es poco menos que licenciarse. Una vez que has conseguido ponerte de pie sobre los pedales y dejar que la bicicleta vaya hacia delante empujada por la inercia, algo en ti dice que ya que estás, por qué no te pones a pedalear.

La primera vez que lo intenté no me la pegué de puro milagro. La segunda vez también casi me la pego pero la tercera... bueno conseguí dar una vuelta completa a los pedales antes de que el tembleque me obligara a parar (se me olvidó frenar así que simplemente salté de la bici).

Ahí lo dejé hasta reunir el valor necesario para volver a la carga. No sé cuantas semanas después quise ir más rápido porque, oh! milagro, no había ni un coche en la calle y así, como por arte de birlibirloque llegué al final pedaleando de pie. ¡Toma, toma y mil millones de veces toma!

Tal era la excitación que fui incapaz de volver a casa sobre el sillín. Eso sí, empujé la bici muy pero que muy alegremente. Porque a mí lo de empujar se me da la mar de bien.

2 comments:

  1. ... el día que vayas en bici sin manos, vas a flipar en colores :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Lo mismo me dá vértigo! jajajajajajajaja

      Un saludo

      Delete