Wednesday, 9 October 2013

Confesiones de otro ciclista novato


Mi sobrino, en un momento de despiste, me ha hecho unas cuantas confesiones que me ha permitido les cuente por si pueden servirle a alguien en sus mismas circunstancias. Para que vean que a pesar de que me hace sudar la gota gorda cuando se trata de competir, tiene un corazón que no le cabe en el pecho.

El pobre sufre, según me ha explicado, el síndrome de madrehistéricaalbordedelcolapso. Ésto viene a significar que cada vez que decide sentarse sobre el sillín es obligado irremediablemente a llevar encima todo el arsenal; dícese de ropa tan fuerte que raspa, casco que le hace sudar y le deja el pelo pegado a la cabeza, guantes que no evitan las ampollas, rodilleras que le rozan por la parte de atrás, coderas que asegura le quedan grandes, cantimplora que nadie se molesta en llenar, azúcar en pastillas que nunca encuentra entre tanto bolsillo y GPS.

Con ello calma los nervios maternos pero tarda horas en prepararse para dos minutos de nada en la bicicleta. Y claro, él se queja (por lo bajini) de que para cuando ha conseguido contentar a su progenitora y todo parece en orden, él ya no tiene ganas de montar porque los amigos llevan tres horas sudando y seguro que no quieren seguir o, peor aún, no tiene idea de dónde han ido con la bici.

Según me contaba estas cosas, y otras, pensé que yo me quejo de vicio.

¡Estoy contigo, sobrino! Por mucho que entienda a tu madre perfectamente.

4 comments:

  1. Pobrecito, espero que le ayudes a que su madre recapacite y le deje mas libertad. Argumenta que es por que el niño logre integrarse, que así se queda solo por que lo dejan atrás. Esto me recuerda a las madres que están en el parque sentadas mientras los niños corren y les entra algo de fresco y les ponen el jersey al niño (que está corriendo y sudando como un pollo) solo por que ellas tienen frio. Hay que dejar mas libertad y no sobreproteger.

    ReplyDelete
  2. jajajajaj ¡Tienes razón con lo de las madres en el parque! Pues así con todo.

    Lo de la integración me ha dado varias ideas. En cuanto vea avances te lo hago saber.

    Un saludo

    ReplyDelete
  3. Ay madre mía, pobre criatura... :P

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ya ves, los niños de hoy en día están sometidos a muchísima presión. :)

      Un saludo

      Delete