Sunday, 1 December 2013

Enemigos del ciclista novato. El frío


Este es un enemigo sutil. No llama la atención pero cuando te fijas, lo ves por todas partes. Como un dolor sordo.

Te hace pensártelo no dos veces, ¡quinientas!, el montarte sobre la bici. Piensas, cobarde dónde las haya, que las calles deben estar congeladas desde hace horas; que seguro la niebla o esa perenne canícula se te va a colar por cada poro de la piel y te va dar un corte de digestión o algo; que con un tiempo así, entre frío y más que frío, te van a mirar raro porque serás la única que se ha puesto al manillar; que si tenemos temperaturas más frías que las del congelador es porque alguien en lo alto nos está diciendo muy sutilmente “no seas idiota y usa el coche”.

Un enemigo de lo más eficiente.

Nota: es por culpa de este malvado que últimamente no tengo mucho que contarles. Vean cómo se las gasta.

4 comments:

  1. Afú. Además en la bici, que vas cortando el viento. Afú.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Los ciclistas de antes, cuando no había tanta tecnología en las prendas de ciclista, se ponían un periódico en el pecho para que el viento no les diera de golpe en el. Buen truco, yo lo uso en la moto y funciona.

      Delete
    2. Perhes, no te enfades pero no me pongo un periódico en el pecho ni loca. Antes muerta que sencilla.

      Un saludo

      Delete