Friday, 20 December 2013

Vivan las bicis temáticas, sí señor


Como el refranero biciclero anuncia: “Digame cómo pinta su bici y le diré lo charado que está”.

En este mundo tan complejo que nos ha tocado en suerte sufrir, no nos queda otra que sacar sin complejos lo estrambótico que llevamos dentro. Cómo si no, se explican la proliferación de tribus urbanas, el tatuado de medio cuerpo en idiomas que tus amigos no conocen (como que tengas un kanji que ocupa toda la espalda y que nadie te ha dicho que te lo han tatuado del revés; vamos, que no lo entienden ni los japoneses), la tendencia casi paranoica al coleccionismo obsesivo o simplemente, que todas y cada una de las facetas de tu vida giren entorno al mismo tema, como por ejemplo, Jelou Quiti o el punto de cruz.

Pues eso. Saquemos ese yo interior que nos identifica. Dejémonos de chorradas y digamos al mundo lo frikis que somos y qué mejor manera que exponiendo a la vista de todos esa bici que hemos comprado creyendo ser única y que dice a los cuatro vientos lo que realmente nos mola.

Porque su bici habla por usted.

No comments:

Post a Comment