Sunday, 19 January 2014

Timbre pirata


Por supuesto que hay timbre pirata. Es rojo y tiene una pegatina (con pegamento mutante que hace que dicha pegatina no se despegue ni en las peores ventiscas) con el famosísimo símbolo del Capt'n Sharky (la palabra "Capitán" debe tener también derechos de autor), es decir, un tiburón sonriente con parche en el ojo y dos sables cruzados donde antiguamente solían ir dos fémures bien plantados.

¿Por qué he puesto a nuestro querido timbre en una entrada a parte? Porque no se pueden imaginar los decibelios que dicho timbre puede generar: en las manos de mi sobrino, ninguno. Vamos que hay timbre, pero no suena. Al menos no lo suficiente para saber que es un timbre. Para que funcione correctamente es necesario que un adulto sujete el manillar y el dueño de la bici le dé a la lengüeta con los dos pulgares uno encima de otro. Con este infalible sistema se consigue la suficiente presión y con ello demostrar que el cacharro es un timbre de verdad y que han amortizado la pequeña fortuna que gastaron en comprarlo.

Normal que mi sobrino se decante por la bocina a riesgo de pegársela con todas las de la ley.


Timbre pirata

No comments:

Post a Comment