Friday, 28 February 2014

Enemigos del ciclista novato. El freno de pedal


Para los que no sepan lo que es, el freno de pedal es una invención diabólica pensada exclusivamente para o bien que los nervios te provoquen una apoplejía o bien que te la pegues.

¿Qué es un freno de pedal exactamente? Ni idea, lo único que sé es que en cuanto mueves un milímetro -mejor decir nanomilímetro- el pedal hacia atrás la bici se para. Tal cual. De ahí lo de freno de pedal.

Imaginemos por tanto que el pobre ciclista novato, tras unas jornadas pensando que le empieza a coger el truquillo a eso de pedalear, cae en la trampa de probar una bici que no es la suya. Se sienta en ella pensando que por fin va a poder apreciar la pasta que cuesta el velocípedo; se pone en marcha con mucho tiento para que nadie vea el sempiterno tembleque de la rueda delantera; avanza lozano pensando que lo tiene todo controlado y ¡zas! la bici se para de golpe justo en el momento que va a bajar el bordillo. Nuestro novato no va ni pa’lante ni pa’trás y suelta “¡¿pero qué c*ñ* pasa?!” y oye “¡¿para qué c*ñ* frenas?! y el ciclista novato grita ¡¿pero quién c*ñ* ha frenado?! y los malvados le dicen ¡quién c*ñ* va a ser, tú!

Todo esto mientras un santo varón que no era parte del grupo con movimientos certeros evita que el pobre novato se la pegue.