Monday, 14 April 2014

Ya no sé si veo bicicleta o biciadicto


Apostaría mi agenda de Dalí a que sufro algún tipo de síndrome estudiado a la saciedad por los psicólogos de aquí y allí. Estoy segurísima de que lo que me pasa no es nada del otro mundo pero por si acaso yo dejo aquí mis inquietudes, todo sea que sepan cómo ayudarme si es que necesito ayuda, claro.

No negaré que tengo tendencia a lo rebuscado. Ya lo decían mis profesores de la universidad cuando aparecía con una idea “novedosa” para algún trabajo y me miraban con cara extraña de “le aseguro señorita que no tenía intención de hacerles la vida tan complicada cuando pedí que escribieran cinco folios sobre el tema que estamos tratando”. Qué le vamos a hacer. Así soy.

Cómo no, esta tendencia mía hacia la complicación no podía quedarse en aquellos folios y la he traído conmigo a Alemania. Entiéndanlo, no iba a dejara sola a saber por qué mundos de Dios.

A lo que voy. Que creo que estoy desarrollando una especie de “messed up personalities syndrome” porque ya no sé si veo gente, bicicletas, bicicletas que llevan gente o gente que monta su bicicleta. Para mí todo es lo mismo. Digamos que asimilo la personalidad del biciadicto a la de su bicicleta y viceversa.

¿Me estaré convirtiendo en una cabra?