Wednesday, 9 April 2014

Ya tengo nombre para mi bicicleta


Como siempre, era cuestión de tiempo. Vale que una tiene que poner de su parte para que la cosa vaya pero no hay nada como dejar la mente en blanco y olvidarse durante un tiempo de cómo solucionar un problema para que la solución se presente por sí sola.

La cosa fue que el otro día fui a sacar las bicicletas de su residencia provisional (tranquilos que ya les contaré sobre tal particular) cuando me preguntaron por detrás:

- ¿A dónde vas?

Y yo contesté:

- A por la cabritilla.

Y paré en seco asimilando las implicaciones de aquel comentario. Mi bici ya tenía nombre. Por fin.

Supongo que lo de la pata de cabra, Copito de nieve, el color, etc. han tenido todo que ver para que acabe con una cabra pequeña como mejor amiga para ir a por el pan.

Así que ya puedo introducirles a mi bicicleta que, a partir de ahora, pasará a ser denominada “cabritilla”.

7 comments:

  1. Habemus nombre. ¡VIVA! jajajaja

    ReplyDelete
    Replies
    1. Pues sí, aunque lo suyo ha costado. ;D

      Delete
  2. Que bien!!!! Así iras a por el pan con la cabritilla... como Heidi!!!!!

    PD: No me preguntes por que pero imaginaba yo que ibas a ponerle un nombre por el estilo... :D

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¿Tanto se me ve el plumero? :D

      Delete
    2. This comment has been removed by the author.

      Delete
    3. Y yo que me creía una especie de 007.

      Un saludo

      Delete