Monday, 23 June 2014

De dinamos


¿Y qué es una dinamo? Eso lo sabe cualquiera. Una dinamo es un cacharro que trasforma el movimiento de algo en electricidad, básicamente magia pura y dura. Como la televisión, o los CDs o el teléfono móvil, vaya.

A lo que vamos. Que las dinamos se usan para muchas cosas pero sobre todo, y porque es el tema que más me interesa en este momento, se usan para poder dar luz a tu pobre existencia cuando montas en bicicleta por la noche.

Resulta que un cacharro pequeñísimo lo adhieres a una de las barras de la bicicleta que pasan cerca de la rueda y por arte de birlibirloque sale luz de una pequeña linterna que tienes adosada a la parte de delante de la bici. Como les digo, pura magia que creo tiene que ver con los radios de la rueda.

Pues bien. Siempre pensé que las dinamos de bicicleta son todas iguales pero nooooo. Por supuesto que no. Que las hay que se ponen en algún punto de la parte de abajo de la barra que sujeta el sillín y con una rueda de goma o algo parecido se pega automáticamente a la rueda de atrás de tu bici. Usease, que cuando las dos ruedas (la pequeñica de la dinamo y la grande de tu bici) conectan pues eso, que surgen las chispas. Más bien que el movimiento de la grande provocado por el pedaleo mueve la pequeña que va conectada a la dinamo y tachán, se obró el milagro.

Me han chivado que estas dinamos son mucho más eficientes que las tradicionales y yo me lo creo porque mola mucho el concepto. ¿Y cómo se llaman estas dinamos? Ni idea. ¿Y las dinamos de toda la vida? Pues dinamo de toda la vida. Tja (eso/bien en alemán).

Con esta explicación tan de andar por casa les dejo y como sé positivamente que no se han podido enterar de nada aquí les publico la foto. Por si les ayuda, digo.

Por cierto, que si saben el nombre de la dinamo en cuestión no se corten y cuenten, cuenten.

Dinamo

No comments:

Post a Comment