Thursday, 18 September 2014

Últimas noticias biciadictas

A mi amigo le han robado la bicicleta.

Sí, al amigo sobre el que les hablaba justo hace un par de posts; el del candado para ser más precisos. No quiero ni pensar que de alguna forma retorcida haya tenido yo algo que ver con tan desdichado suceso. ¿Le habré dado mala suerte al pobre? Difícil pero yo ya miro a derecha e izquierda no sea que me tengan vigilada. En fin.

Pues eso, que a mi amigo le han mangado la bici y, fíjense por dónde que no tenía la cadena echada lo que me hace pensar que quizá haya sido el candado lo que ha atraído la atención de los malutos. Pero es sólo una teoría ya que me han aclarado que la bici en sí costó un riñón y era un pastelito en dulce.

El caso es que la bici dormía feliz en el patio INTERIOR de la casa de mi amigo una noche y a la mañana siguiente no estaba. Por lo visto, el ladrón entró a través de la propiedad colindante, saltó un pequeño enrejado y arrastró la bici de malas maneras (hay marcas en el suelo), saltó de vuelta y desapareció. @#jrr!!!!!!

Al final va a ser que tenemos que dormir con la bicicleta si no queremos que nos la birlen.