Thursday, 22 January 2015

De bicicletas y catálogos


Si hiciese caso de las fotos que veo en los catálogos me sería imposible saber la época del año en la que me encuentro.

Cuando una vive en medio de a saber dónde pues termina comprando casi todo por catálogo, cosa que me va de perlas porque soy muy fan de los catálogos de toda la vida. El caso es que tenemos la casa repleta de catálogos de todas clases y siempre, si-em-pre, van una estación por delante.

Ahora mismo vivo rodeada de mujeres en vestidos cortos, hombres en bermudas, plantas para el jardín que florecen alrededor de julio y muchas bicicletas. ¿Y qué tiene que ver un catálogo de primavera/verano y una bicicleta? Vaya usted a saber, pero ahí están.

Un catálogo de zapatos muy conocido por aquí tiene como portada a una chica más feliz que un bizcocho yendo calle abajo en bicicleta y con los pies en alto sin tocar los pedales; será para eseñar los pies, creo. Yo lo veo muy peligroso pero a la mujer se la ve tan contenta que para qué decir nada.

Pero lo mejor es el catálogo de lo más fashion y caro que llegó ayer y que tiene ---ojo que ahora viene algo no apto para impresionables--- a un guapo mozo en paños menores bien ajustados apoyado sobre el sillín de una preciosa bicicleta blanca. En serio que la bicicleta es una maravilla pero a ver quien es la fuerte que no le echa dos mil vistazos al guaperas lleno de bultitos por todas partes y una cara de malo que...

Uf, voy a ir buscando el abanico.

Thursday, 8 January 2015

Famosos en bicicleta


Los que leen mi otro blog saben de sobra de mi debilidad por Max Raabe y la Palast Orchester y eso era antes de que apareciera de esta guisa para promocionar su último concierto en Berlín.

Cuando lo vi en las marquesinas casi me caigo de culo. ¡Max Raabe en bicicleta y sin manos!

¿Se le puede pedir más a la vida? Ahora sí que da gusto morirte de frío por la calle con semejantes vistas.