Friday, 20 March 2015

Nada que ver con bicicletas


Ya sé que me salgo de madre pero es que hoy solo tengo neuronas para una cosa: el eclipse.

No se lo creerán pero tengo el privilegio de vivir con un físico, un físico de guerrilla. Me explico: es cómo vivir con MacGiver. Un lienzo (me refiero a un cuadro pero sin pintar), unos prismáticos, un trípode para poder apoyar las manos y una cámara para perpetuar el evento.

Aquí tienen el eclipse, certificado en nuestro cuarto de baño.