Sunday, 17 May 2015

De paseo o en bicicleta


Es oficial: Soy más lenta que el caballo del malo. Peor aún: soy más lenta en bicicleta que otros andando o haciendo jogging.

Quizá se pueda caer más bajo pero no más lento.

Resulta que hoy se me ha ocurrido ir en bici a ver cómo van las obras (como lo leen) de un superproyecto de esos que usan millones de toneladas de cemento y que traen a la región un montón de prestigio pero ni un euro. Como no, antes de que las autoridades digan de inaugurarlo pues yo he pensado en ir a ver y he ofrecido una especie de pedalada.

Pues bien. Por aquí han pensado que ellos van andando y yo puedo SEGUIRLES con la bici.

Mamones.

No les culpo. En lo que yo recorro cien metros ellos vienen de vuelta de Hamburgo pero jolines, no hacía falta soltarlo así a bocajarro.

Tampoco es que lo puedan evitar. Los alemanes son así. Todo a las bravas.

Yo por mi parte he decidido contestar también a las bravas: van a tener que suplicar si quieren una cervecita fresca a la vuelta. ¡Ah! y para las próximas quinientas salidas pienso ir aún más despacio. JA, JA y doscientas veces JA.