Saturday, 20 June 2015

Bicicletas a pares


Por si no lo sabían los alemanes tienden a ir conjuntados; las familias en general y las parejas en particular. Me refiero a que, pongamos un ejemplo, si ella necesita un chubasquero, él se comprará exactamente el mismo chubasquero. Si van ustedes a los Alpes en verano verán cómo es facilísimo reconocer a maridos y mujeres simplemente porque llevan puesta la misma ropa, de la cabeza a los pies incluidos los sticks (me pregunto cómo será lo de la ropa interior...).

Y con las bicicletas pasa lo mismo. La cría necesita bici nueva así que ya puestos nos compramos todos la misma bici. Estos días en que las carreteras están repletas de coches y caravanas en dirección a saber qué resort, ves bicicletas a pares por todas partes. Igualitas, bien colocadas sobre raíles encima del bólido o detrás. Misma marca, mismo color, mismos extras y complementos. Hasta la cesta es igualita.

Si bien con la ropa las tallas varían como es lógico, las bicicletas que se compran son de igual tamaño y eso no lo entiendo. ¿Cómo es posible que una señora de metro sesenta y ocho y setenta y cinco kilos de peso pedalee la misma velo que su marido que mide metro noventa y pasa de sobra los cien kilos?

Pero todo sea por ir conjuntados.

No comments:

Post a Comment