Wednesday, 8 July 2015

Biciadictos por principio


Hay ciudades por el mundo, no demasiadas en mi opinión, en las que el tráfico rodado gira en torno a la bicicleta pero no porque las autoridades así lo hayan estipulado, no. Si en estos lugares la bicicleta es la forma de transporte más utilizada y tiene preferencia con respecto al coche es por la actitud “prociclista” de sus ciudadanos.

En caso de duda, el coche lleva las de perder y si alguien deja pasar a alguien es el tipo al volante el que le da al freno para que la universitaria con una bici rosa pueda dar tranquilamente la vuelta a la rotonda.

Se da la circunstancia de que además el tráfico no es ni más lento ni más rápido que en cualquier otra parte del mundo donde los ciclistas arriesgan la vida a cada pedalada. No señor. Los ciclistas van a toda pastilla, los coches van a toda pastilla, los peatones van por donde van los viandantes, andando o corriendo y todo el mundo contento.

Además estos biciadictos son biciadictos por principio y no pasan ni una. Olvídense de creer que porque van en coche nadie puede tocarles porque en estos sitios usted es el que contamina. Usted es el que acarrea toneladas de metal para ir solo de A a B y es usted el que ocupa más que cinco ciclistas juntos en hora punta. Así que usted, querido conductor, debe adaptarse al medio, un medio en el que otras especies urbanas deben moverse y tienen tantos o más derechos que usted a la hora de usar la vía pública.

Cada día estoy más convencida de que si no hay más sitios por el mundo así es no sólo porque a los políticos no les da la gana. Más bien parece que los ciudadanos no son mucho de pedalear o, simplemente, no se plantan y empiezan en bloque a plantarle cara al coche.

No comments:

Post a Comment