Monday, 21 September 2015

Timbre gigante negro


Al dueño o dueña de este timbre le gusta aparentar pero va como de que no. Tiene un mamotreto adosado al manillar de su bicicleta que hace “cling-cling” como si además llevara altavoces adosados pero como es negro… como que no se nota.

Porque le dueño o dueña del timbre está por encima del bien y del mal. Dicen además que el negro pega con todo así que como ni fu ni fa, vamos, que está a la moda pero no porque realmente le importe un pimiento.

Yo creo que este timbre es señal de status. Un mensaje al mundo anunciando que el tamaño importa pero no hace falta que todo el mundo se entere.

He dicho.

Tanto si están o no de acuerdo, recuerden que abajo pueden comentar lo que se les pase por la cabeza que seguro que es importante.



Timbre de bicicleta gigante negro



Tuesday, 15 September 2015

Bici Chic. Electra


No sé si fue el color. Puede que fuesen sus curvas. Que el sillín y los mandos fuesen a juego puede que me hiciera tilín. Aunque el nombre definitivamente me enamoró.

Imaginen no tener que ponerle nombre a su bici. Imaginen que su bici ya viene con un nombre maravilloso. ¡Imaginen que su bicicleta se llama Electra!

Yo quiero una.

Puede que no mañana. Seguramente no en los próximos años pero yo me compro una bici Electra como que me llamo Dueñadecabritilla.

A juzgar por la oxidación, pensé yo que debía ser un modelo algo antiguo así que me puse a buscar y me encontré con la empresa que fabrica estas preciosidades.

Por supuesto que se llaman Electra y son americanas y atemporales y super chic y algo hippies y algo retro y minimalistas y me encantan y son preciosas.

Mirando aquí y allí creo, que por el diseño, debe ser una Electra Amsterdam. ¡Amsterdam! ¿Les he comentado que quiero una? ¡Quiero una! Pero la cosa no queda ahí porque tienen modelos de sobra para cualquiera y todostoditostodos hacen que se te haga la boca agua.

Ya me veo yo fardando mientras voy a por el pan.

Aquí pueden suspirar: www.electrabike.com


Bicicleta Electra

Wednesday, 9 September 2015

A mí me va el cuero


Dirán que soy aburrida, anticuada, rara. Lo que ustedes quieran pero hay ciertas cosas que mejoran una barbaridad en el momento que les pones cuero encima.

No me sean mal pensados que nos conocemos.

Me refiero a los mangos.

Tampoco a “ese” tipo de mangos, pillines.

¡Los mangos de la bici!

Si es que todo hay que deletrearlo. Señor.

Parece que donde esté un pedazo de cuero, que se quite el cutreplástico. Y, sinceramente, la bicicleta queda mucho mejor con este tipo de detalles y, por lo que me han dicho, es mucho más gustosa de montar.

¡Y no me vayan a pensar cosas raras, hombre!


Mango de manillar de cuero



Una cosita. Así, con la costura mirando hacia arriba. ¿No creen que las palmas acaban con ampollas?

¡Y otra vez que tengo que andar dando collejas!

Mentes calenturientas…

Monday, 7 September 2015

The monster bike


No tengo idea de cómo nombrarla, la verdad. "The monster bike" es lo primero que me vino a la mente porque les aseguro que el bicho este impresiona.

Las ruedas son… son… yo creo que de moto, como poco. Al menos la luz de delante lo es, ¿no? El esqueleto es enorme y los pedales casi tocan el suelo. No tiene marchas ni frenos y ¡tiene un sillín imperdible! Lo de las llantas de colores es un punto también aunque creo que el manillar queda algo pequeño si lo comparas con el resto.

Me gustaría ver cómo pinta el dueño sentado sobre este tanque. ¿Será algún maluto de esos que solo quieren lío? Un maluto con hemorroides, pero un maluto al fin y al cabo.

Yo siempre saltando en conclusiones seguramente erróneas.

The Monster Bike


¡Ah! Y si por casualidad saben cómo se llaman estas bicicletas no tengan reparo en hacérmelo saber. Me muero de la curiosidad.