Wednesday, 7 September 2016

Tiempos modernos

La bici se nos ha quedado pequeña. Sí. Quién lo diría cuando es tan nueva que casi no tiene rasguños.

¡Ah! La cabritilla no. Hablo de la bici de mi sobrino. Esa que tiene más frenos que ruedas; la que le compraron para ir al cole hace exactamente un año. La que podría ir a la luna y volver casi sin pedalear gracias a las múltiples marchas y zarandajas modernas que tiene insertas o pegadas.

Pues sí. Dos años ¡y la bici se ha quedado pequeña!

Por un segundo, solo por uno, intenten cavilar qué es eso que hace que una velo empequeñezca a tales velocidades.



Sigan pensando.



No remoloneen y piensen, coña.



¿Ya lo tienen?

Pues no, no es porque el crío haya crecido. O no lo suficiente.

¿Entonces qué?

Van a flipar.

¡El manillar no sube!

Lo juro por esnupi y por el alma de Ma-falda que el manillar no sube. Vamos que, a estas alturas mi sobri levanta culo al pedalear cuan Induráin yendo monte abajo. Y como el pobre no tiene mucha técnica, pues acaba pareciendo Cuasimodo.

No se rían.

Vale, ríanse.

Y esto nos lleva a lo siguiente. Cómo es posible que vendan por una millonada (doy fe) bicicletas que no pueden ser utilizadas por niños más que durante solo unos meses.

Mi abuelo lo llamaba sacacuartos y yo le tengo que dar la razón.

Porque a mí esto me huele a chamusquina. Porque el tamaño de las ruedas de esa bici da de sobra para alguien más alto que mis sobrino.

Una cosa es cierta, sin embargo. El muchacho está encantando de estrenar bici. Al menos alguien saldrá ganando, a parte de la tienda, claro.



2 comments:

  1. ¡¡Pues menuda!! Yo tengo una bici a la que no le sube el sillín. Se quedó atascado. También hay que decir que la bici la heredé hace mucho tiempo, era de mi hermana. Es una bicicross que tiene muchísimos años, está toda vieja, la pintura medio pelada y bastante oxidada. Y sin embargo, me gusta más que la bici nueva que me regalaron hace unos añitos. Esta última para la ciudad y carretera está bien, pero me encanta la bicicross porque me permite meterme por caminos en mal estado y llenos de piedras, baches,... Intentaré desatascar el sillín.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Bicicross... Ummmm.

      No se me había ocurrido lo de tener una bicicross. Además vendría estupenda para cruzar los agujeros sin fin que tenemos por aquí.

      Bicicross...

      Gracias Julia por el comentario. Sobre el sillín, no puedo ayudar. Verás (si es que no lo sabes ya) que en esto de la mecánica soy un cero a la izquierda. Ni siquiera sé si los sillines suben con palanca, tuerca o empujando a lo bestia.

      ;D

      Pasa un estupendo fin de semana.
      Saludos

      Delete